8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Web_Euskera_8-MARZO

El 8 de marzo se celebra, en todo el mundo, el Día Internacional de la Mujer, que conmemora la lucha de la mujer por su participación igualitaria en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

Es por tanto una jornada para la reivindicación porque, “a pesar de los avances, no vivimos aún en una sociedad igualitaria para hombres y mujeres”, y es también una jornada “de recuerdo y de reconocimiento” a todas las mujeres que a lo largo de la historia “sacrificaron tanto para conseguir algunos derechos fundamentales”. Así lo remarca el Gobierno vasco en su Declaración Institucional, con motivo de la celebración, en la que hace un llamamiento a “a toda la sociedad” para que “con sus actitudes, acciones y decisiones” aporten su “grano de arena” para construir “entre todos y entre todas una sociedad igualitaria”.

El índice de Igualdad de Género elaborado por el Eustat sitúa a Euskadi, con 58,5 puntos, en quinta posición en un ranking de países de la Unión Europea

La primera edición del Índice de Igualdad de Género en la comunidad autónoma vasca, realizado por Eustat, ha colocado recientemente a Euskadi en quinta posición en un ranking europeo, por detrás tan sólo de Suecia, Finlandia, Dinamarca y Países Bajos, y por delante de los restantes 24 miembros de la Unión Europea. La puntuación obtenida, 58,5 puntos, revela no obstante que “incluso los países más avanzados” se encuentran “a medio camino de alcanzar la igualdad real entre hombres y mujeres”, resalta la Declaración Institucional del Gobierno vasco.

Para avanzar en esta materia, resultan fundamentales el trabajo transversal -que el Ejecutivo autonómico se compromete a reforzar- y el compromiso con las políticas de igualdad. “Tenemos además el convencimiento de que trabajar por una sociedad igualitaria es la manera de construir una sociedad libre de violencia contra las mujeres“, remarca el Ejecutivo.

“La igualdad también empieza en mí”

Pero más allá de las iniciativas públicas, la Declaración Institucional hace hincapié en la importancia de actuar desde el ámbito más cotidiano. En esta línea, el Instituto Vasco de la Mujer (Emakunde) ha centrado este año su campaña del 8 de marzo en las actitudes personales que pueden provocar el cambio.

kartel_06_cas

Con el lema de “La igualdad también empieza en mí”, muestra ejemplos de personas que han decidido adoptar actitudes concretas como la de cortar las cadenas de chistes machistas o no comprar más productos que se anuncien con publicidad sexista. También acciones concretas como la de una mujer que decide enseñarle a su hija que quererse a sí misma es imprescindible, y no así tener una pareja; un padre que decide que el primer apellido de su hijo sea el de su madre; un padre que decide enseñar a su hijo el significado de la frase “No es no” y una profesora que enseña a sus alumnas y alumnos la aportación del feminismo a la sociedad.

En el plano internacional, las Naciones Unidas han elegido para 2017 el tema de “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”, una elección con la que quieren llamar la atención sobre las implicaciones para las mujeres que tienen cuestiones como la globalización y la revolución digital y tecnológica, que “crean nuevas oportunidades”, al tiempo que la “creciente informalidad en el trabajo”, la “inestabilidad” en las fuentes de ingreso, las nuevas políticas fiscales y comerciales y el impacto ambiental “ejercen un papel decisivo en el empoderamiento económico de las mujeres”.

Con este hilo conductor, la ONU invita a reflexionar este 8 de marzo sobre las maneras de acelerar la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, que tiene entre sus objetivos uno específico sobre la igualdad de mujeres y hombres. Asimismo, se centrará en lograr nuevos compromisos por parte de los gobiernos en materia de igualdad de género, empoderamiento de las mujeres y los derechos humanos de las mujeres.